martes, octubre 13, 2015

The trill is gone...

Manejaba a baja velocidad por Morones Prieto. A la altura del parque España un chavo en patineta con jeans negros, converse y una playera de Ramones se desliza libre... Hay ocasiones en que imagenes como esta pueden desatar huracanes internos... The trill is gone a way for me (Así se escribe? Ash me vale verga!)






 imagen tomada de www.imagui.com

sábado, abril 11, 2015

Sindrome de Abstinencia


Hoy me levanté con mucha ansiedad. Mi ser pedía a gritos cuando menos unas lineas. Tengo tiempo en abstinencia y no por gusto si no por falta de tiempo. Hoy por fin pude echarmelas. Y no fueron solo unas lineas. No que va!. Fueron muchas; parrafos completos, capítulos. Uno tras otro. Creo que hoy si termino de leer el libro completo.

domingo, marzo 08, 2015

Mi Mala Experiencia Axtel - Telmex

 Tenía el servicio de teléfono e internet con la compañía Axtel,  y la verdad es que los problemas fueron muy pocos en estos  casi diez años, en ocasiones el internet lento pero siempre pensé que era mi equipo de computo, así que compre una Mac y mi Pc la actualice lo mas que se pudo, esperando que  así podrían cambiar las cosas, pero no. Seguí con las dificultades del internet lento.
Un día estaba en casa de un amigo y me conecte a su internet; vaya que gran diferencia, mi equipo corría, volaba sería la palabra correcta. Cuando el salió le pregunté qué paquete tenía contratado y cuanto pagaba por el servicio. Con Telmex y es el servicio básico, pago trescientos cincuenta ó trescientos setenta no recuerdo.
Y que velocidad tienes? No se pues la del básico. Me puse a hacer un test de velocidad y llegaba a los seis megas. Yo lo quería.
Llegue a casa y también hice un test de velocidad a mi servicio con Axtel y no mamar, apenas llegó a un mega y digo apenas por qué no llegaba. No hay problema me dije, si es necesario pues contrato otro paquete aunque tenga que pagar un poco más.
Entré a la página de Facebook de la compañía Axtel y me indigné al ver que si eran clientes nuevos le ofrecían  cuatro veces más de velocidad que lo que yo estaba recibiendo y a un precio menor.
Tomé una captura de pantalla del test de velocidad y se las pegue en su muro de facebook, les dije que como ofrecían eso a los clientes nuevos y yo que tengo años con el servicio me estaban dando una mierda de velocidad. Me contestaron por inbox diciéndome que de inmediato se comunicaría un técnico conmigo.
Y si, en menos de diez minutos ya estaba hablando con un “técnico” el cual me explico que para donde yo vivía no podían ofrecerme  mayor velocidad  ni pidiendo cambiar el servicio a un paquete con una tarifa más alta, simplemente que no contaban con la tecnología necesaria para darme un mejor servicio en el área donde yo vivía, lo mejor que podía hacer era que me pasaría a una persona a ver si podía hacer una reducción en mi costo de facturación. Al menos fue honesto y eso le agradezco.
Pero desde ese momento decidí cambiarme de compañía siempre y cuando me ofrecieran al menos el doble de lo que estaba recibiendo.
 Fui a Telmex, me bajaron la luna y las estrellas y que no me quedaría sin servicio al momento del cambio. Firme papeles me vine a casa y pensé se tardarían más pero no, fue rápido. Un día casi al anochecer llegó el técnico de Telmex me hizo la instalación me dejó el modem y me comprobó que salían llamadas al menos. Me dijo que en máximo 48 hrs tendría el servicio completo.
Pregunté  cual era el siguiente paso, me dijo “ninguno es todo, ya no requiere ir a la compañía ya está hecho el servicio. Solo queda esperar”.   De eso hace casi un mes y el servicio sigue igual. Llamadas a Telmex cada semana, que si el cambio aún no se libera, que me ayudan a reiniciar mi modem, hasta que el día de ayer me sale una señorita con que mi número no está registrado con ellos. No mamar! Que requiero ir a la sucursal. Le digo que si así fuera ¿Por qué no me lo dijeron desde hace un mes?  “ No se pero así debió haber sido” ¡Lo peor del caso es que la otra compañía (Axtel) con la que tenía el servicio ya me mandó el recibo de pago! ¡Solo me falta que también Telmex me mande el otro recibo de pago por un servicio que no he tenido!
Ahora tendré que pedir permiso en mi trabajo para poder ir a Telmex y ver si me resuelven.
Porque imaginen que me salgo en horas de trabajo y para que me digan en la sucursal “ Espere 48 horas para que se resuelva”.
Quien puede ayudarnos con esto? Estamos indefensos .   Rogando nos vendan un servicio. Háganme el recabrón favor.  “ Por favor véndanme un servicio de internet no importa que me tratan como sus patas, por favor véndame al precio que su señoría quiera y mande”
Pfff!  Estén con la compañía que estén ahí quédense no hagan nada de cambios, eso de portabilidad de numeración es una gran mentira. Ó mejor den de baja su número y hagan un contrato nuevo con la compañía que quieran.

viernes, marzo 06, 2015

Libros y Tecnología


Como apasionado de la lectura que soy no me canso de dar gracias a la tecnología por la gran oportunidad de leer muchísimas libros, textos, blogs, artículos de todas partes del mundo y lo mejor de todo; gratis. Antes era costoso comprar revistas, periódicos, libros, ó de plano pasarse horas en la biblioteca.
Hoy gracias a la tecnología lo puedes haces desde la comodidad de tu casa.  Descargar  libros gratuitos, ó comprar directamente con el autor. Con la ventaja de que puedes comentar con el tu opinión sobre lo que leíste.
Sin embargo toda esta facilidad ha hecho que acumule libros sin haberlos leído. Antes compraba un libro lo leía hasta terminarlo. Hoy me he encontrado leyendo hasta dos o tres libros al mismo tiempo.
Aún no termino uno y ya encontré otro que me interesó.
Me pregunto, ¿Hasta donde esa facilidad por obtener las cosas perjudica a los lectores? No sé si han pasado por esta misma situación.
Me da nostalgia recordar cuando pasaba tiempo en la biblioteca buscando algún título, ó viendo la manera de robármelo. Esa manía de querer poseer el artículo que despertó ese algo en nuestro interior. Ponerlo en la cabecera de la cama y no resignarte a terminarlo porque has terminado enamorado del personaje.  
Hasta donde el “consume y deshecha” nos ha provocado no darle el valor que se merecen.  Es tanta la información que esta a nuestra disposición que es muy fácil atiborrarse de la misma al grado de no poder asimilarla.
Creo que los autores podrán sentirse satisfechos de ver que las descargas de sus obras se incrementan, pero ¿Qué pensarían de saber que están en una carpeta sin haber sido leídos? A fin de cuentas se publica para ser leídos no creen?
Bueno como dijo un amigo al que le comentaba sobre esto. “¿Te sientes bien? ¿A quién le importa? “  

viernes, febrero 13, 2015

Tarde fría en universo paralelo

El viento le desata el pelo invitandole a relajarse. Se detiene en la esquina y pasa su mano entre su cabello, sonriendo, disfrutando el momento sin prisas,  suspira.
Vivaldi suena en sus audífonos, los árboles se mecen al compaz de la música, como en un soundtrack personal. Un papel remolina con el viento y la música explota, sus ojos de color profundo destellan ante el espectáculo que la naturaleza le brinda. El gato del vecino se acerca meneando y ronroneando, restrega su bonachon cuerpo en sus piernas, ella le acaricia detras de la oreja el se deja mimar.
Me dirijo a la esquina en este día nublado de viento frío. Meto las manos a las bolsas de mi chamarra. La gente pasa con prisa,  solo soy una pieza mas del paisaje urbano.
En mis audifonos también suena Vivaldi, pero en otro espacio, otro tiempo... Un universo paralelo tal vez.

viernes, octubre 31, 2014

Car Wash, Pensiones, Ancianos con hambre, Mucho sexo y un Wey aburrido que no sabe de que hablar



Últimamente he andado algo depre. “No sé si sea la lluvia o este día horizontal, ¿será tal vez el peso del silencio?” (ah cabrón, esa es una canción). A veces quisiera arreglar el mundo y otras sólo tengo ganas de que se lo lleve el carajo. Bueno, este día no era uno de esos, sino de los primeros, ya me enredé como Cantinflas…
Iba por la avenida Cuauhtémoc, en el centro de Monterrey, las lluvias de la semana pasada dejaron mi auto muy sucio, como si acabara de salir de un rally, pensaba llevarlo al car wash. Soy muy obsesivo y me da por ordenar todos mis gastos, separarlos con clips y guardarlos en sobrecitos etiquetados. Así que cuando hago un gasto es porque lo tengo programado; pocas veces me salgo de mi métrica, si lo hago, siento que se colapsa mi mundo. Por supuesto ya tenía contemplado el gasto del lavado.
Llegué al cruce con la calle Hidalgo, me tocó la luz roja en el semáforo, entre los carros vi a un ancianito, encorvado, caminaba muy despacio y traía un vaso con el que pedía dinero; me conmovió bien cabrón. Sé que dando limosnas no se arregla el problema, pero en ese momento no podía hacer otra cosa; ver a una persona de esa edad y que la mayoría pase sin verlo, me parte el alma. Entonces me dije: “Pancho, cabroncito marrano, es tiempo de que utilices el kit de limpieza que compraste para lavar tu carro, no mames, sólo lo has usado una vez, te servirá de ejercicio.” Así que cuando llegó el señor a mi ventanilla, le di el dinero que traía para el car wash; bien decidido a lavar el carro yo mismo.
Hace algunos días, en un curso de esos motivacionales que están de moda en los trabajos, el expositor contó la historia, para ejemplificar algo, de un viejito de 80 años que aún andaba en chinga vendiendo naranjas, empujando un triciclo y sin quejarse. Pensé, ese pobre señor anda matándose para ganarse un peso y poder comer, cuando lo que debería de hacer es viajar y disfrutar de su vejez, como debe ser, no preocuparse por conseguir qué comer.
En este país, los pensionados no completan para mal vivir, por lo que la mayoría tiene que hacer algo para por lo menos pagar los alimentos, los recibos de luz, gas… Y este wey viene y me pone de ejemplo a un anciano que se jode de sol a sol. Ok estoy de acuerdo en que sí es de admirarse la fortaleza del señor, pero ¿tendrá opción? Si no sale a vender no come. Qué más le queda sino hacer lo que hacemos todos: poner la mejor cara al mal tiempo.


En fin, me gano la flojera y no lave mi carro. Afortunadamente por estas lluvias que cayeron en la ciudad por los lugares donde transito cruzan algunos arroyos y no falta la gente que aprovecha esto para ganarse un peso. Apenas iba a cruzar y se me acerca un niño y me dice “Le lavo el carro, nada mas por fuera veinte pesos” Pues lávalo también de adentro y te doy cincuenta. “No oiga nada mas lo lavo por fuera porque luego me tardo mucho y se me van otros clientes, ándele anímese”. Vaya que soy un tipo con suerte. Me senté en una sombra mientras él se pulía en la limpieza de mi carro. 


Ah y si leyeron hasta aquí y todavía no encuentran el sexo que prometí en el título, perdón, pero lo    hice para llamar la atención de usted, apreciable lector, esperando que leyera todo este aburrido post. De sexo escribo en otro momento.
(Algunas imágenes fueron tomadas de google images )